‘play-off’ de ascenso a Segunda B

La Cultural quiere seguir tocándola

Los durangarras encaran con ilusión desde mañana el ‘play-off’ de ascenso a Segunda B ante el Écija

Jon Baraja - Viernes, 19 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 06:04h.

Durango- De todos los conjuntos vizcainos desde Primera hasta Tercera División, el último en despedir la competición oficial e iniciar las vacaciones será la Cultural de Durango. Aún así, las sonrisas abundan en Tabira, donde se palpa la ilusión. Y es que el cuadro durangarra ha sido el único representante de Bizkaia capaz de colarse en la fase de ascenso a Segunda B, mérito que llega acompañado por otro sabroso premio, pues disputará la Copa la próxima campaña. Pese a haber finalizado en tercer lugar, el hecho de que los dos primeros -Alavés B y Vitoria- sean filiales le otorga el preciado billete al torneo del K.O. Pero ya habrá tiempo de pensar en ello. Lo inmediato es la primera ronda del play-off, en la que se medirán al Écija sevillano, conjunto que pretende regresar a una división de bronce de la que es un clásico y de la que descendió en 2014.

Por nombre e historia, los andaluces, que ingresaron 180.000 euros en el traspaso de Nolito del Celta al Manchester City y han recuperado la estabilidad institucional tras la llegada de un inversor coreano, podrían considerarse favoritos. No obstante, la pelota pondrá a cada uno en su sitio. El primer asalto tendrá lugar mañana a las 19.30 horas en Tabira. “Por lo que hemos podido ver, cuentan con jugadores de calidad en su madurez deportiva. En casa solo han perdido un partido y parece que fuera les cuesta más, así que será básico ser fuertes en la ida y a ver con qué resultado nos plantamos allí”, analiza Igor Núñez, que vive su segunda temporada como primer entrenador después de ejercer otras dos como ayudante de Imanol De la Sota -segundo de Joseba Etxeberria este curso en el Basconia- en el banquillo durangarra. Acostumbrados a la artificial de Tabira, no temen la hierba natural que se toparán en San Pablo en la vuelta. “Hemos rendido francamente bien a domicilio en campos así, no creo que sea un hándicap para nosotros”, matiza el técnico.

Los blanquiazules han obtenido esta oportunidad tras habitar en los puestos de privilegio durante todo el campeonato. Además, mediante un fútbol que ha maravillado a propios y extraños, vistoso y basado en la posesión, hilvanando jugadas de tiralíneas al borde del área rival hasta dar con el hueco para hacer daño. El patadón es un recurso que escasea en Tabira, donde el único balón que se rifa es el que se sortea en los descansos, junto al jamón. La tensión del play-off no alterará la idea. “Es innegociable, entendemos que parte del éxito está en el disfrute de los jugadores, y lo que más les gusta es poder controlar los partidos a partir de tener el balón”, promete el míster. De hecho, así ha sido a lo largo del curso. “La plantilla se ha convencido de que el camino a seguir era ése. Incluso en momentos que se podía haber dudado del estilo, no ha sido así. En Santurtzi, por ejemplo, la victoria llegó en el 93, sin perder en ningún momento nuestra identidad”, recuerda el hijo del que fuera lateral del Athletic, Txato Núñez.

Cambio de filosofíaHay que remontarse al verano de 2013 para entender la actual Cultural, en la que el dicho de que en ocasiones hay que dar un paso atrás para luego dar dos adelante se está cumpliendo. La falta de dinero propició que la directiva por entonces encabezada por Fernan Bilbao cambiara de filosofía, nutriendo al equipo de futbolistas muy jóvenes y de la comarca. Esta cuadrilla de barbilampiños no tardó en demostrar lo acertado de la decisión, pues en 2015 -año en el que subieron Portugalete, Gernika y Arenas- ya se coló en fase de ascenso. Cayó en primera ronda ante el filial del Deportivo de la Coruña, al que noqueó en casa por 2-1 en un duelo en el que los de Durango no aprovecharon un penalti y media hora de superioridad numérica. En la vuelta perdieron 2-0, encajando el segundo en la prolongación e instantes después de estrellar en el larguero el que estuvo a punto de ser el 1-1.

Con dos años más de experiencia, vuelven a encarar el reto. “La columna vertebral se ha mantenido y ahora nos conocemos mejor. Hemos hecho buena piña y esa compenetración se refleja en los partidos” valora Jon Galarza, capitán de un bloque en la que figuran hasta 16 futbolistas de Durangaldea. “A principio de curso hubiera firmado disputar el play-off, pero ahora no nos vamos a conformar. El Écija es uno de los rivales con más nombre entre los que nos podían tocar, pero cualquiera iba a ser difícil. Con el equipo que tenemos, podemos pasar la eliminatoria y debemos creérnoslo”, apunta el central, autor de cinco dianas esta campaña. Las vacaciones pueden esperar. Sigue tocándola, Cultu.

la plantilla que busca el ascenso

Andoni Errasti Portero Eibar, 1-4-1994 Vitoria

Asier Negugogor Portero Durango, 6-6-1992 Elorrio

Jon Galarza Defensa Durango, 17-12-1993 Cultu

Ernesto Navarrete “Tito” Defensa Guadalajara, 31-8-1982 Cultu

Jon Varela Defensa Soraluze, 18-4-1989 Cultu

Javi Alonso Defensa Durango, 17-2-1997 Athletic juvenil

Jurgi Txopitea Defensa Lekeitio, 30-7-1995 Lekeitio

Jon Mikel Ramírez Defensa Durango, 8-2-1995 Cultu

Ibon Arizmendiarrieta Defensa Durango, 14-3-1994 Cultu

Xabi Infante “Txapu” Defensa Abadiño, 12-9-1992 Cultu

Jagoba Portillo Defensa Ortuella, 19-11-1992 Bermeo

Mikel Arizmendiarrieta Centrocampista Durango, 13-4-1992 Cultu

Aitor Bilbao Centrocampista Durango, 6-6-1990 Cultu

Ekaitz Molina Centrocampista Abadiño, 25-9-1990 Cultu

Josu Egaña Centrocampista Deba, 13-9-1988 Bermeo

Adrián Mallagaray Centrocampista Durango, 13-12-1992 Montrose (Escocia)

Julen Uribesalgo Centrocampista Ondarroa, 11-10-1990 Aurrera Ondarroa

Unai Arizmendiarrieta Centrocampista Durango, 5-11-1997 Cultu juvenil

Adrián Abasolo Delantero Durango, 24-6-1987 Cultu

Ekain Zenitagoia Delantero Durango, 29-4-1994 Cultu

Mikel Pradera Delantero Zaldibar, 12-10-1995 Santutxu

Asier Díez Delantero Durango, 14-3-1997 Cultu juvenil