"montoro me deja tranquilo"

Mendoza, el Cervantes que cumple con Hacienda

El escritor catalán recibe el premio con un gran humor y confesando su preocupación por la corrupción

Viernes, 21 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:04h.

Madrid- “Montoro me deja tranquilo porque cumplo como el mejor”, aseguró ayer un muy sonriente Eduardo Mendoza tras la ceremonia en la que, con algunas ausencias políticas, recibió el Premio Cervantes 2016 de manos del rey y en la que procuró “que no se durmieran todos”. Así lo explicó en la recepción posterior a la ceremonia de una forma distendida, que recordó que en el pasado Hacienda le “pilló” en dos “despistes” sin que haya querido “nunca defraudar” a las arcas públicas: “Hay que pagar impuestos”, recalcó.

En esta recepción que acoge tradicionalmente el patio de la Universidad de Alcalá llamó la atención la ausencia de escritores y el escaso protagonismo de los representantes políticos, después de una ceremonia en la que excusó su asistencia el presidente del Gobierno y líder del PP, Mariano Rajoy, y a la que tampoco acudieron dirigentes del PSOE. Huyendo de esas conferencias “serias” que adormecen al público, en opinión de Eduardo Mendoza, el escritor optó por un tono en consonancia con lo que decidió hace años para sus intervenciones públicas: empezar a contar chistes para que, al menos, la mitad de los asistentes no se echara una cabezada.

Tras haber llegado a España hace poco más de un día y sin haber ofrecido una rueda de prensa previa, como es habitual, el galardonado se prodigó con los periodistas, a los que atendió en varias ocasiones durante la jornada. Muy serio se mostró Mendoza al ser preguntado por la corrupción, un “problema muy serio” y que provoca “un estado de ánimo muy pernicioso de desconfianza general en la política y en los políticos, que puede ser aprovechada por personas simples y astutas que se llevan el gato al agua”. Sobre si Rajoy debería estar preocupado por la situación, contestó: “Un presidente del gobierno mal iría si no estuviera preocupado y pensara que todo va estupendamente”. - Efe