paraísos fiscales

Supremo paquistaní da un respiro al primer ministro pero pide investigarlo

Rechaza la petición opositora de inhabilitación, pero insta a crear una comisión sobre su relación con paraísos fiscales

Viernes, 21 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:03h.

Islamabad- El Tribunal Supremo paquistaní dio ayer un respiro al primer ministro, Nawaz Sharif, al sentenciar que no existen pruebas suficientes para inhabilitarle por las sociedades de su familia en paraísos fiscales, pero ordenó la formación de una comisión para investigar la procedencia del dinero.

Con una sentencia que comienza citando la novela El Padrino de Mario Puzo y en la que se lee que “detrás de cada gran fortuna hay un crimen”, el Supremo consideró ayer que las investigaciones realizadas hasta ahora no han probado la procedencia de los fondos usados por la familia Sharif para comprar varios pisos de lujo en Londres.

Tres de los cinco jueces a cargo del caso concluyeron que no existen pruebas para inhabilitar a Sharif por las sociedades desveladas por los Papeles de Panamá, pero los otros dos consideraron que debía dimitir por “deshonesto”.

La filtración de 11,5 millones de documentos del bufete panameño Mossack Fonseca reveló en abril de 2016 que tres de los cuatro hijos de Sharif -Hussain, Maryam y Hassan- supuestamente crearon compañías en las Islas Vírgenes Británicas a través de las que controlan propiedades en Londres.

El primer ministro afirmó entonces en un discurso televisado que las compañías que sus hijos poseen en paraísos fiscales se crearon con el dinero de la venta de una fábrica en Arabia Saudí, donde estuvo exiliado tras ser derrocado por un golpe militar en 1999, fondos que después fueron enviados a Catar.

Sin embargo, las explicaciones no convencieron a la oposición, que abrió una guerra judicial exigiendo la inhabilitación del primer ministro en el Supremo.

La máxima instancia judicial de Pakistán decidió admitir a trámite las denuncias y abrió un caso contra Sharif el 1 de noviembre, un día antes de unas protestas anunciadas por la oposición exigiendo su renuncia. Ayer, en una sala abarrotada donde apenas era posible moverse de un tribunal rodeado por 450 policías, el magistrado Asif Saeed Khosa leyó la sentencia, que establece que en una semana se formará una comisión para investigar cómo la familia Sharif adquirió cuatro propiedades en una exclusiva zona de Londres. Sharif y sus hijos Hasan y Husain deberán comparecer ante la comisión, según establece la sentencia, de 540 páginas. - Efe