eléctrica vasca

Iberdrola estudia la fusión en Brasil de sus participadas Elektro y Neoenergia

El cambio de postura de los accionistas brasileños en Neoenergia vuelve a poner la operación sobre la mesa

Viernes, 21 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:03h.

BILBAO- La compañía eléctrica vasca Iberdrola ha confirmado que estudia una posible fusión entre sus participadas en Brasil, Elektro Redes (su filial en el país sudamericano, adquirida en 2011 por 2.400 millones de dólares) y Neoenergia (en la que controla el 39% de participación), un par de días después de que el accionista brasileño en la última, en concreto Banco do Brasil, señalase estar abierto a estudiar cambios en su posición.

De salir adelante la operación se crearía una gran distribuidora y productora eléctrica en el país sudamericano aunque Iberdrola afirma que no ha tomado “ninguna decisión al respecto”. En todo caso el presidente de Iberdrola, Ignacio Galán, se entrevistó en enero con el ministro de Energía brasileño, Fernando Coelho Filho, y le comunicó la confianza de la eléctrica vasca en Brasil, país donde ha invertido ya más de 16.000 millones de dólares a través de las compañías en las que opera, donde cuenta con 13,4 millones de clientes.

Iberdrola ya estudió en su día la fusión de Elektro y Neoenergia, salvando las distancias, un poco en la línea de lo que ha hecho en Estados Unidos para crear Avangrid, pero la presencia en el accionariado de las compañías brasileñas de accionistas institucionales poco amigos de dejar una empresa significativa en el área energética bajo el control de una firma extranjera no permitió avanzar. Ahora con la fuerte crisis económica de Brasil las perspectivas parecen haber cambiado.

En un hecho relevante remitido por Elektro Redes al supervisor brasileño de Bovespa, Iberdrola señala que, “en el curso normal del negocio, y como accionista de control de Elektro Holding, analiza diferentes alternativas estratégicas para sus inversiones”, entre las que se incluye la opción de fusionar las dos compañías, abriendo el capital de la entidad fusionada a nuevos inversores. No obstante, el grupo eléctrico vasco precisa que “no se ha tomado ninguna decisión en este sentido, ni firmado ningún documento vinculante entre las partes”.

Según informó el pasado lunes un diario brasileño, los accionistas de Neoenergia, -Iberdrola, Previ (el fondo de pensiones del Banco do Brasil) y el Banco do Brasil-, estudiaban la fusión con Elektro, compañía controlada por Iberdrola.

Según el diario, el Banco do Brasil, socio de Iberdrola en Neoenergia estaría interesado en deshacerse de su participación en la compañía. Una forma de llevar a cabo la operación sería a través de abrir el capital de la fusionada a nuevos accionistas por medio de una OPV), lo que permitiría salir a los actuales accionistas interesados, o por medio de la venta de la participación de Banco do Brasil a Iberdrola, ahora que el cambio real-dólar es favorable. - X. Aja