futuro el Centro Vasco de Matemáticas Aplicadas

Bilbao saca a concurso las obras de reforma del edificio Beta en Zorrotzaurre

El histórico inmueble industrial, ahora en desuso, acogerá el Centro Vasco de Matemáticas Aplicadas

Aitziber Atxutegi - Viernes, 21 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:03h.

Bilbao- El Ayuntamiento de Bilbao ha sacado a concurso las obras para rehabilitar el edificio Beta 1 de Zorrotzaurre, que acogerá en un futuro el Centro Vasco de Matemáticas Aplicadas. El histórico inmueble industrial, ahora en desuso, será sometido a unos intensos trabajos de reforma, que tendrán un coste de 3,3 millones de euros y se prolongarán durante seis meses.

El edificio, que se remodelará tanto interior como exteriormente, es uno de los 19 que se van a mantener en pie con la recuperación urbanística que ya se ha iniciado en la futura isla. El edificio de Pabellón 6, las viejas oficinas de las empresas Elorriaga Industrial y Termoelectricidad Consonni, o la sede de la desaparecida Tarabusi también se librarán de la piqueta.

Ubicado en el número 2 de la ribera de Zorrotzaurre, mirando a la ría, el edificio fue diseñado en 1963 por el arquitecto José Ignacio Gorostiza para acoger las oficinas y los talleres de la empresa Beta, además de la vivienda del conserje. De cuatro plantas, actualmente el Ayuntamiento utiliza las tres primeras como almacén municipal.

El inmueble se acondicionará para dar cabida a actividades vinculadas con la innovación y las nuevas tecnologías. En concreto, aquí se ubicará en un futuro el Centro Vasco de Matemáticas Aplicadas, que actualmente tiene su sede en la Alameda Mazarredo, tras un compromiso del Gobierno español para invertir seis millones de euros a cambio del apoyo del PNV a los presupuestos de 2011. En él trabajan matemáticos, doctorados, doctorandos y postdoc de país como Francia, Japón, Rumanía o Brasil.

Cuando se traslade, el Centro de Matemáticas ocupará parte del edificio;en concreto, parte de la planta baja, la primera y la segunda. Para el resto de espacios no hay, por el momento, un programa específico de usos.

Se mantendrá la fachadaEl proyecto incluirá la renovación de la envolvente del edificio, en la cubierta y las fachadas. Se mantendrá el aspecto original de estas, actuando únicamente a nivel de reparación y limpieza, y sustituyendo las piezas deterioradas.

En el interior, las plantas se equiparán con zonas de oficinas, salas polivalentes para diferentes actividades -talleres, impartición de cursos, laboratorio, zona de lectura y estudio...-, aulas de docentes, baños, comedores y un aula principal para 70 personas en la planta baja. La primera y segunda planta se articularán en torno a un pasillo central, con las salas a ambos lados y acristaladas hacia el pasillo, repartiendo la luz natural que entra por una de las fachadas. En total, el edificio contará con 2.114 metros cuadrados para el centro matemático, otros 1.270 que seguirán en manos del Ayuntamiento y 280 de espacios comunes.