alcanzó el 24,45% del censo

Más de 30.000 ciudadanos acuden a la llamada a las urnas de Gure Esku Dago

La iniciativa en favor al derecho a decidir se felicita por la participación registrada ayer en 35 municipios

Lunes, 20 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:03h.

Bilbao- Todo un éxito. Así calificó la iniciativa Gure Esku Dago en favor al derecho a decidir las consultas populares realizadas ayer en 35 municipios de Euskal Herria, todos ellos en Gipuzkoa salvo uno en Bizkaia, donde tomaron parte más de 30.000 ciudadanos. Según los datos proporcionados por Gure Esku Dago fueron un total de 30.389 los ciudadanos vascos que fueron a depositar su voto en las 101 urnas instaladas en las 35 localidades, lo que supone casi un cuarto del censo de personas mayores de 16 años que estaban llamadas a acudir a esta convocatoria. En total, la repuesta a esta convocatoria alcanzó al 24,45% del censo.

La iniciativa tuvo una especial acogida en municipios como Orexa, en Tolosaldea, donde la participación fue del 82,11% o en Orendain, también de la comarca de Tolosaldea, donde se llegó al 73,91% de participación. Por lo que respecta a los grandes municipios guipuzcoanos, en Oiartzun se registró una participación que alcanzó el 40,24%, en Lezo fue del 25,48%, en Hernani el 24,76%, en Astigarraga el 19,92%, en Pasaia se alcanzó el 18,98% y en Errenteria el 13,54%. La consulta llegó también a la localidad vizcaina de Larrabetzu, donde hubo una participación del 57,98%, entre ellos, la escritora Toti Martínez de Lezea, que no dudó en acudir a la convocatoria.

Si en 2016 las consultas abarcaron a 36 municipios, localidades tan dispares como Etxarri Aranaz o Arrankudiaga, con los 35 municipios que ayer se sumaron a esta iniciativa se allana un camino que Gure Esku Dago espera culminar en 2018 cuando las consultas hayan llegado a la totalidad de las localidades vascas.

Un camino complicadoSegún señalaba Gure Esku Dago en un comunicado, “no ha sido un camino fácil, pero lo más difícil no es decidir, que puede llegar a ser tan simple como coger un voto y meterlo en una urna. Lo más difícil, es llegar a un acuerdo en la pregunta a hacer, acordar el proceso entero..., lo realmente difícil es sacar las urnas a la calle. Porque el trabajo previo al día de la consulta exige trabajar juntos, llegar a consensos y, en algunos casos, comprender y aprender que aquella persona que hemos considerado nuestro oponente es simplemente un ciudadano más con en el que debemos contar si queremos construir un futuro en común”.

La iniciativa popular en favor al derecho a decidir insistía en que el reto que se ha impuesto es llegar a los 3.000.000 de ciudadanos vascos de cara a 2018, año considerado clave para el derecho a decidir, y con las consultas realizadas ayer aseguraban que se ha dado un paso más en ese objetivo. “Nuestra meta final dependerá en gran medida de los acuerdos a los que los ciudadanos y ciudadanas seamos capaces de llegar, porque solo caminando juntos podremos llegar a decidir”, aseguraba la nota.

“La democracia ha ganado. Hemos demostrado que es posible decidir entre todos y que se puede hacer con total normalidad, que no va contra nadie, sino a favor de todos y todas. Hoy, con nuestro voto en la mano, hemos sentido que somos un pueblo, que tenemos derecho a decidir y que es el momento de la ciudadanía”, sostenían desde la plataforma en favor del derecho a decidir.

El comunicado de Gure Esku Dago finalizaba señalando que “el camino se hace al andar, decidiendo es como aprendemos a decidir. Hemos comenzado a decidir, y no hemos hecho más empezar. Es la hora de la ciudadanía”. - DEIA