convenio de "gestión directa"

Diputación y Ayuntamiento continuarán con la tarjeta Bilbao Bizkaia Card

Azpiegiturak saca a concurso la explotación, gestión y mantenimiento del campo de golf de Meaztegi, y licita por separado el restaurante

La Diputación Foral de Bizkaia y el Ayuntamiento de Bilbao establecerán, a través de su sociedad Lan Ekintza, un convenio de "gestión directa" para dar continuidad a la existencia de la tarjeta Bilbao Bizkaia Card, tras rescindir el contrato con la adjudicataria Neoturismo, después de constatar que dicha empresa había contraído una deuda de 37.667 euros con distintas entidades.

EP - Lunes, 20 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 18:46h.

BILBAO. El objetivo es que esté nuevamente en marcha este próximo verano, según ha informado el diputado de Desarrollo Económico y Territorial de Bizkaia, Imanol Pradales.

Pradales ha informado, en comisión en las Juntas Generales de Bizkaia, de la situación actual de la tarjeta "Bilbao Bizkaia Card" y del proceso de licitación para la gestión y explotación del campo de golf público Meaztegi, de La Arboleda.

A petición de los grupos junteros Mixto y EH Bildu, el diputado de Desarrollo Económico y Territorial ha informado a la Cámara vizcaína de que la Diputación y el Ayuntamiento de Bilbao, a través de su sociedad Lan Ekintza, establecerá un convenio de "gestión directa" para dar continuidad a la existencia de la tarjeta Bilbao Bizkaia Card con el propósito de que esté nuevamente en marcha "este próximo verano".

El diputado de Desarrollo Económico y Territorial de Bizkaia ha explicado que la Diputación decidió el pasado 7 de febrero rescindir el contrato con la adjudicataria Neoturismo, después de constatar que dicha empresa había contraído una deuda de 37.667 euros con distintas entidades, entre las que ha citado Bilbao Ekintza, con una deuda que ronda los 15.000 euros, Museo Guggenheim (13.000 euros), Transbordador de Bizkaia (5.010 euros), el Museo Bellas Artes (2.115 euros) o el CTB (1.900 euros).

Entre los "perjudicados", ha dicho que se encontraban también el Euskal Museoa, y los museos Diocesano y de la Paz, aunque "con deudas muy inferiores de 658, 114 y 105 euros", respectivamente.

Respondiendo a la oposición, Pradales ha señalado que la rescisión del contrato no le costará "nada" a la Diputación, ya que "los 60.000 euros invertidos por la institución foral para la adquisición del software y de las canceladoras, han sido recuperados". Según ha dicho, "la empresa ha devuelto el equipamiento informático, el cual será reutilizado a partir del verano".

El diputado ha explicado que la empresa que llevaba la gestión de la tarjeta desde el año 2014 ha comunicado a la institución foral que las causas de su salida "se deben a problemas económicos que van más allá de la gestión de la tarjeta". Según ha dicho, se derivan de "problemas de tesorería, liquidez y solvencia económica, que estarían en el origen de situaciones similares en Sevilla o Mallorca en donde Neoturismo gestiona tarjetas parecidas".

En esta línea, ha indicado que en Bizkaia se vendieron 740 tarjetas en 2014 (de julio a diciembre), 1.447 en 2015, y 1.887 en 2016. La Diputación espera incrementar su uso con el nuevo modelo al "mejorar los canales de comercialización", ha dicho Pradales, para añadir que, "para ello contamos con la experiencia y adhesión de muchos recursos turísticos".

La tarjeta Bilbao Bizkaia Card ofrecía descuentos de hasta el 50% en 78 entidades, entre transporte público, museos, establecimientos hoteleros, restaurantes, y tiendas, al presentar una tarjeta cuyo precio era de 30, 35 o 40 euros (tarjetas válidas para 1, 2 o 3 días).

DOS LICITACIONES PARA EL MEAZTEGI GOLF

Asimismo, y a petición del PP y del grupo Mixto, Pradales ha informado también del proceso de contratación para la gestión y explotación del campo público de golf "Meaztegi".

El diputado ha anunciado que la sociedad foral Azpiegiturak ha sacado dos licitaciones distintas "que se complementan". Una tiene como objetivo contratar los servicios de explotación, gestión y mantenimiento del complejo deportivo, con un precio de salida de 5.646.641 euros, y otra para el área de restauración, por 3.186.729 euros. Ambos concursos finalizan el 31 de marzo.

Tras una década en vigor, el contrato de la actual adjudicataria concluye el próximo 30 de junio y la intención es que la nueva empresa pueda hacerse cargo del complejo a partir del 1 de julio.

En lo que se refiere a la parte deportiva, el plazo de adjudicación será hasta el año 2021, con prórroga para dos años más. En cuanto al apartado gastronómico, la empresa ganadora estará dos años con opción de otros cuatro mediante las correspondientes prórrogas.