ladera de Kamiñalde

Erkoreka: "Hemos cumplido sobradamente en Ondarroa pero no tenemos competencias"

El portavoz del Gobierno vasco, Josu Erkoreka, ha asegurado hoy que el Ejecutivo autonómico ha cumplido "sobradamente" con sus responsabilidades para paliar la situación generada por los desprendimientos de la ladera Kamiñalde en Ondarroa, pero ha reconocido que no tiene competencias para actuar más allá.

EFE - Viernes, 17 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 11:11h.

GASTEIZ. En el pleno de control que hoy celebra la Cámara vasca, el parlamentario de Elkarrekin Podemos José Ramón Becerra ha interpelado al lehendakari, Iñigo Urkullu, sobre la problemática provocada por ese desprendimiento que obligó al desalojo de 176 familias.

Becerra ha valorado las actuaciones impulsadas por el Gobierno vasco tras los desprendimientos que, según ha dicho, estuvieron "a la altura de las circunstancias" al poner a disposición de los afectados otras viviendas en el marco de sus competencias, pero ha pedido a Urkullu un "liderazgo institucional" para que actúen en la zona las otras administraciones implicadas.

En este sentido, Becerra ha acusado a la Diputación de Bizkaia de ponerse de "perfil" en este asunto y de no destinar ni un euro en 2017 para contribuir a solucionar las obras necesarias en la ladera.

En lugar del lehendakari ha respondido Josu Erkoreka, que ha recordado que el Gobierno vasco ha actuado en el marco de sus competencias de protección civil, servicios sociales y de comercio, además de destinar 2 millones de euros para costear las obras en la ladera.

No obstante, ha subrayado que el Ejecutivo vasco "ha hecho lo que puede hacer con arreglo a sus competencias" y la responsabilidad del Ejecutivo está "sobradamente cumplida".

A partir de ahí, ha señalado, cada institución debe activar sus competencias dado que, según ha recordado, las viviendas afectadas son una promoción municipal impulsada por el Ayuntamiento de Ondarroa y la competencia en materia de montes corresponde a los territorios históricos.

Becerra ha recordado que el Ayuntamiento de Ondarroa no tiene capacidad para afrontar los gastos estimados para estabilizar la ladera ya que para ello "faltan 8,5 millones de euros".

"No digo que el dinero lo tenga que poner el Gobierno vasco, sino que se necesita su liderazgo para decirle a Bizkaia que no puede ponerse de perfil", ha incidido.

Los 2 millones aportados por el Gobierno vasco se suman a los 2,18 millones concedidos por el Gobierno de España y al millón y medio otorgado por la Diputación vizcaina para sufragar los gastos originados por dicho siniestro.

Los desprendimientos tuvieron lugar el 16 de marzo de 2016 y obligaron al desalojo de 176 familias, de las que 92 pudieron regresar a casa meses después y se espera que, a finales de marzo, puedan volver a sus hogares la mitad de las 84 familias que aún permanecen fuera de sus casas.