cerrada la pinacoteca desde el día 7

Las instituciones urgen a la empresa a dialogar en la huelga del Bellas Artes

El Patronato pide que se tome como referencia algún convenio colectivo de Bizkaia

Maite Redondo - Sábado, 25 de Junio de 2016 - Actualizado a las 06:04h.

bilbao - El comité ejecutivo del Museo de Bellas Artes, compuesto por el Ayuntamiento de Bilbao, la Diputación de Bizkaia y el Gobierno vasco, así como la Fundación BBK, principal patrocinador, mantuvo durante la mañana de ayer una reunión para analizar la huelga indefinida de una de sus subcontratas, que mantiene cerrada la pinacoteca desde el pasado día 7. Los representantes de las instituciones vascas acordaron instar a la empresa Manpower Group, adjudicataria del servicio, a que “intensifique” el esfuerzo para resolver la huelga indefinida de sus 34 empleados.

El comité ejecutivo del Patronato acordó además solicitar “el establecimiento de servicios mínimos que garanticen el acceso de la ciudadanía a la cultura, el ocio y patrimonio, ya que la huelga afecta a un servicio público que debe ser protegido”. En una nota enviada por el Museo tras la reunión, se informó además de que el Patronato se ha comprometido, por su parte, a que en las próximas contrataciones que realice de los servicios afectados por el paro tomará como referencia los convenios colectivos de Bizkaia para fijar los sueldos de los trabajadores. Y además, incorporará la subrogación, que era una de las principales reclamaciones de los trabajadores en huelga.

Negociaciones Hoy se cumplen 18 días desde que se iniciase la huelga indefinida de los empleados del servicio de atención al público del Bellas Artes de Bilbao en demanda de mejoras salariales y laborales. Las 34 personas que prestan estos servicios, contratados por el Museo con la empresa Manpower Group Solutions por cuatro años, se han reafirmado desde entonces en sus exigencias de subida salarial que han situado en 1.200 euros netos por catorce pagas para el personal con jornada completa.

Su empresa, por contra, les ofrece incrementos salariales, a partir de 2018, año en que se deberá renovar la adjudicación de estos servicios, del 15% para los empleados con sueldos más bajos y del 5% para el resto, con incrementos progresivos, sin concretar, antes de ese año. Durante los últimos días, las posturas han estado tan distantes que ni siquiera se ha llegado a producir ninguna reunión desde el pasado 3 de junio. Esta huelga ha obligado al Museo a dejar en suspenso hasta que concluya el conflicto laboral la apertura al público de su exposición estrella del verano, dedicada a la escultura hiperrealista, pese a tenerla ya instalada en sus salas dedicadas al arte contemporáneo.

Los trabajadores de esta subcontrata se encargan del servicio al publico, en labores en tienda, taquilla, recepción, auxiliares de sala, guías y educadores. Los responsables de la pinacoteca han decidido no interferir en el ejercicio del derecho a la huelga de los trabajadores.