Secciones Ir a la versión web
athletic el pulmón del rival

La fuerza de la ambición

A sus 37 años, Movilla es el jugador de campo más veterano de la Liga

a. aramendia - Sábado, 22 de Diciembre de 2012 - Actualizado a las 05:41h.

José María Movilla, durante un partido de este curso.

bilbao. Con los 37 años que figuran actualmente en el DNI de José María Movilla (Leganés, 8-II-1975), Lance Armstrong decidió volver a subirse encima de una bicicleta para retomar su participación en el Tour de Francia. No volvió a ganarlo y acabó siendo desposeído de sus siete Tours por presuntas prácticas de dopaje en su particular camino hacia la gloria, pero aquel regreso obtuvo el reconocimiento derivado del afán de superación inherente a la condición de un deportista de élite.

Nuevos retos por conquistar y una retirada que intenta alargar hasta que el cuerpo no dé más de sí. Esa es la situación actual que viste al incombustible Movilla, en cuyo currículo como futbolista profesional asoman el Moscardó, Numancia, Ourense, Málaga, Atlético de Madrid, Zaragoza, Murcia y Rayo Vallecano, desde que debutara en las filas del Moscardó, en Segunda División B, en la temporada 1994-95. Un más que fiable motor confeccionado para la práctica del fútbol, que vive una segunda, tercera o cuarta juventud en el Zaragoza, rival del Athletic esta noche en San Mamés.

Y es que El Pelado, dueño del título honorífico de ser el jugador de campo más veterano de la Liga -el abuelo del campeonato doméstico es Palop con 39 años, pero su demarcación la definen sus guantes-, se ha erigido en una de las piezas claves para Manolo Jiménez.

Una condición de titular indiscutible que el talentoso mediocentro ha abrazado después de estar a punto de besar la lona, la retirada, apenas cuatro meses atrás. Después de que el pasado 30 de junio venciera su contrato con el Rayo Vallecano, club en el que se erigió en una de las piezas clave del ascenso a Primera División en la campaña 2010-11, y con el que disputó la práctica totalidad de los envites de la campaña pasada, Movilla quedó a expensas de una llamada. La posibilidad de que un equipo diera una nueva y atractiva oportunidad al de Leganés fue demorándose en el tiempo y su retirada fue dada por hecha. El fútbol estatal perdía a un futbolista cuyos amigos de la infancia le recuerdan como un niño pegado al balón.

La agónica salvación del Rayo y una resolución judicial que dejó su último sueldo anual como rayista en 327.000 euros, al entender los administradores concursales del club que su contrato de 900.000 euros por temporada -firmado antes de que el club entrase en concurso de acreedores- era excesivo, parecían abocadas a figurar como las últimas circunstancias que iban a envolver la carrera futbolística de Movilla.

Sin embargo, lejos de rendirse, el de Leganés, un compás dentro del campo que llegó a dedicarse a la recogida de basura en los aledaños del Calderón, decidió tocar la puerta del Zaragoza, club en el que ya había militado con éxito entre los años 2004 y 2007. Con el mercado de fichajes cerrado y Manolo Jiménez insatisfecho con la nómina de mediocentros en la primera plantilla zaragocista, El Pelado se ofreció para ayudar a base de trabajo y profesionalidad. El resultado ha resultado indispensable para el equipo maño y un nuevo ejemplo de la inquebrantable fuerza de la ambición que atesora el madrileño.

jiménez elogia al athletic Manolo Jiménez, su técnico, elogió ayer al Athletic en la rueda de prensa previa al envite de hoy: "San Mamés siempre es un campo complicado. El Athletic tiene una filosofía muy clara y valiente y jugadores para ello".

© Editorial Iparraguirre, S.A. | Ir a la versión web | Subir

Visite también m.noticiasdenavarra.com | m.noticiasdegipuzkoa.com | m.noticiasdealava.com